Destacado

Acoso en el entorno laboral qué hacer

Qué es el acoso en el trabajo

El acoso en el trabajo es un tema que afecta al ámbito de la salud, de la empresa,  la política  etc. Este fenómeno en un problema en el mundo y en España, que lejos de reducirse, se expande; provocando una preocupación y un interés mediático que lo ha convertido en un tema “de calado social”. De esta forma, un 7,4% de las personas empleadas en España afirman haber sufrido acoso o intimidación (375.100 personas). En el caso específico de las mujeres, este porcentaje alcanza el 9,4% (Instituto Nacional de Estadística).

No debemos olvidar que el acoso es un modo de ejercitar la violencia, que no es más que el uso deliberado de la fuerza física o el poder, ya sea en grado de amenaza o efectivo, contra uno mismo, otra persona o un grupo o comunidad, que cause o tenga muchas probabilidades de causar lesiones, muerte, daños psicológicos, trastornos del desarrollo o privaciones.

El acoso laboral es una de las formas de violencia en el trabajo, pero por sus características y por algunas de sus consecuencias propias, también debe ser tenido en cuenta como una forma específica de riesgo laboral y no sólo como forma de violencia laboral.

Sus efectos sobre la dignidad e intimidad del trabajador o trabajadora y sus efectos en la salud son de clara importancia y están teniendo una atención cada vez mayor por la jurisprudencia de los diferentes países europeos. El mobbing o acoso laboral es considerado actualmente uno de los riesgos laborales más importantes en la vida laboral. Así, el número creciente de casos aparecidos en la prensa ha aumentado el interés social hacia el problema y la preocupación legal por el tema, hasta el punto que ya existen sentencias que consideran el acoso psicológico como un delito penal.

Características del acoso laboral o mobbing

Existen tres características que diferencian el mobbing o acoso moral de cualquier otro conflicto interpersonal en el medio laboral: la duración, la repetición y la relación asimétrica o desigual entre las dos partes del conflicto.

Así, el concepto legal de mobbing se describe como un comportamiento negativo entre personas que en la relación laboral sean compañeras o entre personas  con puestos superiores e inferiores en la jerarquía laboral, a causa del cual la persona afectada es objeto de acoso y ataques sistemáticos durante mucho tiempo, de modo directo o indirecto, por parte de una o más personas, con el objeto y/o el efecto de hacerle el vacío.

Habitualmente, esta serie de comportamientos está motivado por envidias o competencias profesionales y/o personales; teniendo como finalidad la “autoexclusión” de la víctima, es decir que la víctima abandone la organización de manera aparentemente voluntaria.

En líneas generales, se denomina “acoso laboral” (a veces se utilizan también los términos “hostigamiento”, “mobbing” o “violencia psicológica”) a un comportamiento reiterado y desproporcionado hacia una persona o personas en su puesto de trabajo que busca discriminar, humillar o amenazar a la persona acosada o minar su autoestima.

  • El acoso, que generalmente tiene lugar dentro de la organización, puede consistir en maltrato verbal y físico, pero también adoptar formas más sutiles, como el aislamiento social.
  • La dignidad, la capacidad profesional, la vida privada, las características físicas, el origen étnico, el género o la orientación sexual de una persona pueden ser el objeto del acoso.

Tipos de acoso dentro de un entorno laboral

El acoso laboral es un proceso, continuado en el tiempo, de violencia psicológica que sufre una persona trabajadora y que consiste principalmente en acciones diversas de descrédito personal y profesional, aislamiento, humillación y hostigamiento, con implicaciones en el ámbito:

  • Organizacional: Reduce el rendimiento de la organización, aumenta el absentismo y la accidentabilidad. También afecta negativamente a la persona acosadora.
  • Salud: Puede generar daños, entre los que destacan la ansiedad, la depresión, el trastorno de estrés post-traumático, las conductas adictivas e incluso el suicidio.
  • Jurídico: Es un trato degradante que atenta contra el derecho a la dignidad y la integridad moral de la víctima.
  • Social: Está determinado por diversos factores sociales como las altas tasas de desempleo, la competitividad extrema y el rol social de género.

Por tanto puede ser definido como el conjunto de comportamientos, acciones o conductas ejercidas por una o varias personas de forma sistemática y a lo largo del tiempo, destinadas a dañar la integridad física y psicológica de una o más personas, con un desequilibrio de fuerzas, con el objetivo de destruir su reputación y sus redes de comunicación y perturbar el ejercicio de sus funciones aprovechando las deficiencias en el sistema organizativo. (Departamento De Trabajo E Industria De La Generalitat De Catalunya. Primera Jornada de Análisis Integral del “Mobbing. Noviembre 2005. www.acosomoral.org  Girona.).

Acoso moral o mobbing

Actualmente no hay un término único para identificar este fenómeno, aunque el más popular es ‘mobbing’. En español, otros términos utilizados son: acoso moral en el trabajo, hostigamiento psicológico, psicoterror laboral y acoso laboral. Si quieres saber más de este tipo de acoso, pincha aquí

Cómo actuar ante estas situaciones de hostigamiento

Ante este tipo de conductas delictivas no lo dudes y denuncia. El párrafo segundo del art. 173 del Código Penal (en su redacción dada por la L.O. 5/2010, de 22 de junio) castiga con pena de seis meses a dos años “los que, en el ámbito de cualquier relación laboral o funcionarial y prevaliéndose de su relación de superioridad, realicen contra otro de forma reiterada actos hostiles o humillantes que, sin llegar a constituir trato degradante, supongan grave acoso contra la víctima”

No tengas miedo nunca, a las personas que realizan este tipo de conductas psicopáticas hay que plantarles cara siempre. No colabores colabores con tu silencio, a la larga tendrás que hacerle frente, así que empodérate cuanrto antes y defiende tu dignidad ante cualquier agresión.

Destacado Que hacer en caso de despido

Que hacer en caso de despido algunos consejos legales

⭐ Qué hago si me despiden

Que hacer en un despido. Queridos lectores de esta su web, por desgracia enfrentarnos ante una carta de despido, es una de las situaciones mas desagradables a las que nos tenemos que enfrentar. Y es que te planteen tu salida de la empresa puede llegar en cualquier momento, por desgracia, en esta sociedad cada vez mas inestable y distante. Por tanto, hay que aceptarlo como una posibilidad más; Y NUNCA: vivir con temor. Tenemos muchas mas herramientas y capacidades personales de las que pensamos.

⭐ Herramientas emocionales y legales para actuar ante la pérdida de empleo

Es muy habitual que ante la pérdida de empleo nos sintamos bloqueados, es un choque importante. La persona despedida puede sentir ansiedad, nerviosismo y confusión. Además, toda esta situación no nos deja asimilar la información que estamos recibiendo. Así que no nos angustiemos más ante esta situación, y dejemos pasar unos momentos para volver a tomar cierto control.

Por eso te recomiendo que; tomes consciencia y el control de ti. Porque no es el momento de que la sorpresa y el miedo te paralicen; es el momento de estar en el presente y atento.

Y ahora como abogada te digo; Serénate durante ese momento, no dejes que ideas negativas, rencor, búsqueda de explicaciones, miedo al desempleo, etc, te inunden, es inútil pensar todo esto en ese momento. Necesitas centrar todo tu atención y energía en entender y revisar la documentación. Piensa que no eres el primero, ni serás el último en ser despedido, personas de mucho éxito han sido despedidas. Esto no significa que no seas válido.

Consejos legales para actuar ante un despido

Una vez hechas las recomendaciones emocionales, es fundamental tener la cabeza muy fría, porque va a ser el momento de los asuntos más burocráticos. Una vez que nos comunican el despido tenemos que analizar documentación que la empresa está obligada a proporcionarnos.

Qué implica la comunicación de despido

El hecho de que la empresa le comunique a una persona trabajadora su despido, implica ciertas obligaciones legales, como son:

  • Confirmar al trabajador su cese en la empresa.
  • Fecha definitiva del cese en la empresa.
  • Tipo de despido.
  • Motivos del despido.
  • Entrega de documentación.
  • Explicación de la documentación y resolución de dudas.
  • Cierre y despedida.

Que documentación tengo que revisar en caso de despido

Ahora te voy a hablar de los documentos del despido, qué te deben presentar y qué debes hacer con ellos. Esta parte es la más importante. Debes ser muy meticuloso estudiando tus documentos. Asegúrate de que no haya errores por parte de la empresa. En caso de encontrarlos, pide que sean corregidos. La documentación estará por duplicado, un ejemplar es para ti y otro para la empresa. Comprueba y lee las dos copias para tener la certeza de que son idénticas.

Una de las cosas que debemos tener claras es que el despido se debe comunicar por escrito. Y se hace mediante la carta de despido.

Qué es la carta de despido

La carta de despido es el documento en el que aparecen todos los datos relativos a esta situación de pérdida de empleo. La información que debe aparecer es la siguiente:

  • Fecha y lugar de entrega.
  • Datos de la empresa y del trabajador.
  • Comunicación de despido.
  • Motivos del despido (datos, hechos motivantes).
  • Número de días por año trabajado y cuantía de la indemnización (no del finiquito total). Si no se respeta el preaviso de 15 días, que la empresa debe dar al trabajador, debe constar la cantidad por omisión del preaviso de 15 días.

Lo habitual es que la empresa no dé los 15 días de preaviso de un despido. Lo normal es que prefiera pagarlo. La empresa, tiende a pensar, que un trabajador que va a ser despedido, estará dolido y puede causar daño a la empresa, de esta forma se evita este riesgo.

Lee muy despacio la carta, no tengas prisa. Identifica el tipo de despido que es, cada tipo de despido conlleva un tipo de indemnización y necesita un tipo de justificación.

La firma de ambas partes en el despido

Qué pasa si no quiero firmar la carta de despido. Mucho ojo al tema de la firma en los casos de despido. Porque encima o debajo del espacio para la firma del trabajador suele haber un pequeño texto que dice: Recibí y firmado. En ocasiones puedes encontrarte algo como Recibí y conforme. Que te pidan la firma como recibí de la comunicación es lo normal, están obligados a darte esta información y poder demostrar que lo han hecho.

El tema está en lo de “conforme”; poner esta coletilla puede dar alguna posibilidad más a la empresa en caso de que finalmente se llegue a juicio. No siempre es así, hay casos en los que a pesar de firmar como conforme el trabajador ha ganado el juicio, pero para evitar problemas, firma como “No conforme”.

Si además tienes dudas de que sea un despido correcto o no estás de acuerdo con el tipo de despido o las cantidades, escribe primero “no conforme” y después firmas. Con tu copia busca asesoramiento con un abogado laboralista. Pero recuerda que, no firmar, no sirve de nada. La empresa puede recurrir a burofax a testigos, etc, porque necesita que quede constancia de que te ha comunicado el despido.

Que hacer en caso de despido
Que hacer en caso de despido

 

 Qué tipos de despidos existen

Las causas por las que extinguir un contrato de trabajo son muchas. Las razones mas habituales son la baja voluntaria de la persona trabajadora (que no es el caso de este artículo) o el despido. Los despidos pueden ser de las siguientes tipologías:

Despido Procedente. Suelen ser despidos disciplinarios en los que se puede demostrar las causas según lo establecido en el convenio. La empresa puede considerarlo procedente, pero será la jurisprudencia, en última estancia la que decida. Este despido no tiene indemnización.

Despido Improcedente. Es el despido en cual no existe una causa real de despido, el empresario no puede demostrarla o un juez así lo determina. Tiene 33 días de salario por año trabajado con un máximo de 24 mensualidades. Cuando el contrato es anterior al 12 de febrero de 2012, el tiempo trabajado hasta ese día se indemniza con 45 días de salario.

Despido Objetivo. Es el despido motivado por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción. Corresponde una indemnización de 20 días de salario por año, con un tope de 12 mensualidades

Despido colectivo (ERE). Es un despido objetivo pero que afecta a un número o porcentaje de la plantilla determinado en función del tamaño de la empresa.

Despido nulo. Un despido será nulo si se demuestra que se realizó por razones de discriminación (como puede ser por motivaciones racistas, sexistas, etc.) o con vulneración de derechos fundamentales (despido por rechazar los avances del empleador, por estar embarazada, por ejercer el derecho de huelga, etc.).

En caso de que se logre demostrar la nulidad de un despido, la empresa se encuentra obligada a readmitir a la trabajadora, abonando los salarios de tramitación que debería haber percibido desde la fecha del despido hasta la readmisión.

Documento de liquidación y finiquito en un despido

Otro de los documentos que debes recibir es el desglose de las cantidades que la empresa te adeuda. Es una hoja similar a la hoja de nómina.

En esta hoja deben aparecer todos los conceptos de la nómina. Recuerda debes tener el salario que te corresponde del mes trabajado que es la proporción de días trabajados. Aparecerán el resto de conceptos, prorrata de pagas extras, vacaciones devengadas y no disfrutadas, retenciones, complementos, etc. Y la cantidad por falta de preaviso (en el caso de que no lo hayan respetado) y la indemnización.

Revísalo detenidamente y si no entiendes algo pregunta. No te quedes con ninguna duda; lo correcto es que la empresa te lo explique todo.

Este documento, también, tendrás que firmarlo, en algunos caso junto al espacio para firmar aparece un texto que viene a decir, que con la puesta a disposición de estas cantidades la empresa y trabajador están conformes de que saldado lo adeudado y no hay nada que reclamar.

Al igual que antes, si tienes dudas con las cantidades, pon no conforme y después firmas. Ya tendrás tiempo de revisarlo con tiempo o con un experto laboralista por si tienes que hacer reclamaciones.

Qué es el certificado de empresa en el despido

El criticado de empresa en un despido es el documento que debes presentar para solicitar la prestación por desempleo.

Aparecerán los datos de la empresa, tus datos, el motivo y fecha del cese y las cotizaciones por contingencias comunes y desempleo, esto es la base de cotización de los últimos 180 días que sirve para calcular la prestación.

Este documento es útil sólo para ti, aunque tendrás que firmarlo por duplicado.

Periodo de reclamaciones y denuncia en estos casos

Tienes un plazo de 20 días hábiles para reclamar, si se pasa este plazo pierdes el derecho a reclamar el despido. El primer paso que debes seguir es presentar la reclamación en el servicio de conciliación laboral de tu comunidad.

Busca un buen abogado laboralista que te asesore.

Se cierra una etapa y se abre otra totalmente nueva, llena de retos y aprendizajes. Date un tiempo para asimilarlo, aceptarlo y empoderarte. Es bueno que te mantengas activo los primeros días (pero no buscando empleo, todavía),

Tu rutina ha cambiado, es normal que estés un poco descolocado, es lo natural. Busca algo que te puede ayudar es crear rutinas nuevas para buscar empleo y estar bien. Acepta el reto que la vida te ha puesto por delante, y a por todas!

Soy María Murciano Calderón, pertenezco al Colegio de Abogados de Sevilla. Mi nº es el 14.266. Tengo despacho propio junto con otros compañer@s en Avenida de Luis Montoto 88 7ºB Sevilla. Si lo necesitas, contáctame por teléfono 954092470 o e-mail: abogadadigital@gmail.com. En mi despacho estamos dispuestos para resolver cualquier problema jurídico que tengas.

Mobbing

Mobbing en el trabajo cómo actuar

▷ Mobbing en el trabajo cómo actuar

Qué es el mobbing. Cómo se produce en un entorno laboral. Qué puedo hacer.

Si estás en una situación de mobbing o acoso laboral, seguro que te estás haciendo estás preguntas. En este momento no querrás ningún carga, pero te recomiendo que no te angusties más de lo que estás, y sigue leyendo. Quiero recordarte que tienes derecho a ser tratado con respeto siempre, independientemente de lo complicada que pueda ser una situación laboral.  Y es que la dignidad, el respeto y la salud mental de las personas, es un bien jurídico objeto de protección.

Es muy preocupante en el ámbito laboral, la proliferación de interlocutores, que empleando su poder, destrozan la vida, la familia, la salud, y la dignidad tanto personal, como profesional de las personas que se cruzan en su camino.

⭐ Qué es el acoso laboral en España

De entrada hay que indicar, que en España, de momento, no existe ninguna ley específica al respecto. Eso no quiere decir que sea una conducta impune.

En principio, la definición de acoso laboral es una situación donde:

Una persona (raramente un grupo). Ejerce una violencia psicológica extrema, de forma sistemática y recurrente y por un tiempo prolongado (media de seis meses). Este violencia se ejerce sobre otra persona, con la finalidad de destruir sus canales de comunicación, su reputación, perturbar sus labores en el trabajo, para que finalmente termine abandonando su puesto.

⭐ Trabajadores españoles y acoso laboral consecuencias

Y es que según una encuesta realizada a los trabajadores españoles sobre acoso laboral:

  1. Uno de cada tres trabajadores en activo manifiesta haber sido víctima de malos tratos psicológicos a lo largo de su vida laboral.
  2. Los autores de este tipo de maltrato suelen ser jefes o supervisores.
  3. Dos de cada tres trabajadores afectados desconoce estar sufriendo el problema.
  4. Sólo uno de cada tres hace frente al hostigamiento.
  5. La mayor parte de los compañeros presencian el mobbing pero no hacen nada por apoyar a la víctima. Tienen miedo y no hablan. Suelen ser usados por el acosador.

⭐ Ejemplos de mobbing laboral qué hacer

Si queremos ejemplos de mobbing existen muchos. Entre ellos está; “dejar al trabajador de forma continuada sin ocupación efectiva, o incomunicado, sin causa alguna que lo justifique”. Otra es “reprenderlo reiteradamente delante de otras personas“.

Pero determinar cuándo se está ante una situación de acoso laboral y cuándo no, es un ejercicio muchas veces difuso. Fundamentalmente para la víctima que se siente culpable de la situación.

⭐ Cómo diferenciar el mobbing de un conflicto laboral puntual

Realmente, en la vida de una persona trabajadora, los conflictos labores van a surgir. Es inherente a la condición humana. Es muy bueno confrontar ideas, discutir, etc, lo que ocurre es que esto es tangencialmente distinto del mobbing.

El acoso laboral se distingue por tres rasgos diferenciadores:

1.- La duración de la vejación al trabajador.

2.- Siempre se da la repetición de las acciones violentas.

3.- Y es inherente la relación asimétrica o desigual de las partes en el conflicto.

Algunas acciones realizadas por el acosador son:

  • Acciones contra la reputación o la dignidad del afectado. Chismorreos sobre su persona.
  • Acciones en el ejercicio de su trabajo, bien mandándoles trabajos monótonos o trabajos para los que no están cualificados.
  • Acciones que comprenden manipulación de la información que afectan al acosado.

Ambiente laboral en casos de mobbing

La prevalencia de los malos modos en el trabajo es tremenda, insultos, descalificaciones... Pero hay un tránsito entre el trato malo y el maltrato. Por eso la normativa considera que actitudes hostiles, cuando son reiteradas se convierten en acciones vejatorias.

Una bronca a un trabajador delante de sus compañeros puede dejar el ambiente en un silencio tenso, pero la sociedad está tan habituada a los modales groseros que a veces tiene dificultades para percibir esa frontera: ¿es algo que se ha hecho a la ligera, sin pensarlo dos veces, donde caben excusas, o se está ante un caso de acoso?

Problemas de salud mas frecuentes de las víctimas de acoso laboral

En las sociedades industrializadas el mobbing cada vez es más patente y empieza a ser considerado un verdadero problema de salud laboral, que, como tal, debe abordarse.

Muchas secuelas de las víctimas de mobbing suelen presentar:

  • Dolores de espalda, dolores musculares o articulares, irritabilidad.
  • Un bajo estado de ánimo o depresión.
  • También insomnio y pesadillas.
  • Síndrome de fatiga crónica
  • En los casos más graves trastorno de estrés postraumático con posibilidad de suicidio.

Acciones que constituyen acoso laboral en España

El perfil de la persona que acosa, es psicológicamente complejo. En otras palabras, es importante destacar que son personas mediocres, llenas de inseguridades y envidias, sin sentido de culpabilidad. Pueden ser muy agresivas, sobretodo verbalmente.

Lo único que pretenden es hacer desaparecer a la víctima de su entorno. Para ello realizan este tipo de acciones:

  • Dejar al trabajador de forma continuada sin ocupación efectiva, o incomunicado, sin causa alguna que lo justifique.
  • Dictar órdenes de imposible cumplimiento con los medios que al trabajador se le asignan.
  • Ocupación en tareas inútiles o que no tienen valor productivo.
  • Adoptar acciones de represalia sobre los trabajadores que han planteado quejas, denuncias o demandas frente a la organización, o frente a los que han colaborado con los reclamantes.
  • Insultar o menospreciar repetidamente a un trabajador.
  • Reprenderlo reiteradamente delante de otras personas.

Una mala organización laboral puede estar relacionada con el acoso

  • Normalmente con la falta de definición de los objetivos, autonomía y responsabilidades en el ejercicio de nuestro trabajo y la falta de adecuación de la información que tenemos para hacerlo.
  • El diseño de puestos de trabajo que implican un reducido o inexistente margen de decisión y autonomía respecto al contenido y a las condiciones de trabajo.
  • En algunos casos la inseguridad en las condiciones de trabajo (temporalidad, distribución irregular de jornada, salario variable).
  • También suele existir la exigencia de hacer tareas que entran en conflicto con las normas y valores profesionales y personales.
  • La competitividad como forma de relación entre compañeros frente a potenciar el apoyo y el refuerzo del trabajo.
  • El diseño de puestos de trabajo aislados o que imposibilitan la relación con los compañeros.
  • La ausencia de capacitación para gestionar personas y de preocupación por la salud y el bienestar en el trabajo de directivos, mandos intermedios y encargados también puede estar relacionada.

Estoy sufriendo mobbing en mi trabajo qué hago

Es importante que recuerdes, que este problema es a menudo difícilmente demostrable. Aunque ya existen herramientas bien definidas para apoyar y defender al más débil: cuestionarios y protocolos para empresas, protocolos para federaciones, hojas de recogida de datos, modelos de denuncia a la Inspección de Trabajo, estrategias de formación, folletos de difusión y, en España, un organismo como el Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud (ISTAS).

El perfil de la víctima de mobbing, suele ser personas que gozan de gran simpatía y popularidad entre los compañeros. Siempre son personas con capacidad natural de liderazgo. Se caracterizan por ser cooperativas en el trabajo en equipo y con una capacidad de empatía enorme. Suelen ser responsables y profesionales. Y normalmente son ser personas honradas y con alto sentido de la justicia.

Aquí va mi consejo personal, porque sé bien de lo que hablo es: ENFRENTATE A LA SITUACIÓN; SIEMPRE. No huyas, no te arrincones. Habla de lo que te pasa, no te aisles. Tú no eres el problema, tú no tienes la culpa, tú no eres un mal profesional. Sólo cuando te sientas con fuerzas: DENUNCIA. No permitas que te nieguen que existe un conflicto. Tú no estas loco, sólo te están ACOSANDO. No le des facilidades a tu agresor o agresora. Plántale cara. Tienes que volver a recuperar el control de tu vida. ¡Ánimo!

Soy María Murciano Calderón, pertenezco al Colegio de Abogados de Sevilla. Mi nº es el 14.266. Tengo despacho propio junto con otros compañer@s en Avenida de Luis Montoto 88 7ºB Sevilla. Si lo necesitas, contáctame por teléfono 954092470 o e-mail: abogadadigital@gmail.com. En mi despacho estamos dispuestos para resolver cualquier problema jurídico que tengas.