Destacado

Normativa relacionada con el Covid-19 en España

Régimen jurídico sobre el Covid 19 en España y en Andalucía

Obligatoriedad del uso de mascarillas es España Sentencia del Tribunal Constitucional

Después de un intenso debate, sobre la invasión a nuestra esfera personal y cierta violación de derechos en cuanto a la autonomía del paciente, tenemos en nuestro poder, amigos juristas la recientísima sentencia de la Sala contencioso-administrativa del Tribunal Supremo de 20 de noviembre de 2020 (rec. 140/2020), ponente, Celsa Pico Lorenzo, donde se establecen los criterios constitucionales y legales que encuadran las actuaciones del poder público en la pandemia, cuando se trata de la medida de uso obligatorio de las mascarillas.

En la demanda planteada por la parte, se entendían que existía; vulneración de los derechos fundamentales reconocidos en la Constitución : Derecho a la integridad física y moral, derecho a la libertad individual. Asi como vulneración del derecho al honor y a la propia imagen, y al derecho a la libre circulación.

Entre los razonamientos jurídicos más destacados por la parte demandante, a mi parecer, nos encontramos con que se obliga a la población a distanciarse y a usar mascarillas sin prescripción médica individualizada.

Asimismo el demandante indica que tanto el uso generalizado de mascarillas como el distanciamiento no se encuentran previstas en la Ley, art. 12 LO 4/1981, de 1 de junio , de estado de alarma, excepción y de sitio, por lo que al afectar a la libertad de movimiento solo pueden acordarse mediante el estado de excepción, art. 13 LO 4/1981 .

Estado de alarma frente al estado excepción y de sitio en pandemia

En uno de mis artículos anteriores ya reflexioné sobre la confusión jurídica a la que nos hemos visto sometidos al confundir este tipo situaciones. En este caso, sin que la parte entre en mas disertaciones; rechaza la declaración injustificada del Estado de alarma e imposición de medidas sanitarias en base a recomendaciones de la OMS que no es fuente de derecho español. Y como astucia jurídica me ha encandilado, la verdad. La desviación de poder como escudo protector para los ciudadanos.

El fiscal sostiene que ciertamente las decisiones de la Organización Mundial de la Salud, OMS carecen de fuerza vinculante. Sin embargo, la pertenencia de España a dicha organización por haber aceptado su Constitución firmada el 22 de julio de 1946, que entró en vigor el 7 de abril de 1948, conlleva asumir sus recomendaciones.

¿Somos conscientes de que nos gobiernan entes supranacionales y que lo hacen mediante la desviación de nuestros poderes soberanos que parecer ser «hemos cedido»? ¿Somos conscientes de lo sibilino de la redacción anterior? ¿Conoce alguien a las personas que allí trabajan, que tanto recomiendan, y que tanto poder ostentan?

Y digo yo; si hemos visto que nuestros dirigentes obedecen a entes SUPRANACIONALES, porque la firma de un documento de 1948 conlleva asumir ciertas recomendaciones… usando los mismos términos coloquiales del doctor Simón…estamos un poco vendidos ¿no? ¿Estos son los jefes de nuestro Jefe de Estado? ¿A cuantos organismos recomendadores más, estamos vinculados?

La demanda sigue sostiendo que no hay riesgo de colapso ni ha habido colapso; ( un poquito arriesgado esta argumentación desde el punto de vista técnico, ya que la carga de la prueba recae sobrela parte, y no sé como pensaba demostrarlo…) y sigue argumentando que en base al informe del médico que aporta que no se cumple el criterio de constitucionalidad en las medidas impuestas; pues el uso de las mascarillas tiene contraindicaciones y la distancia social lleva aparejada múltiples complicaciones (alteraciones del estado de ánimo, depresiones, suicidios, etc.)

Adiciona todo lo anterior con la existencia de un discurso injurioso contra las personas que no cumplan las antedichas medidas y pasan a ser calificados en los medios de comunicación social de criminales, e irresponsables.

Sólo un apunte al avezado lector, de esta su web. Sin entrar en cuestiones morales hemos presenciado bochornosos comportamientos hacia personas con enfermedad mental y afecciones del espectro autista que por prescripción médica debían salir a la calle; llegando al punto de tener que realzar su patología con un brazalete bien visible para no ser insultados por la calle. ¿En serio? ¿Sociedades avanzadas; decis?

Abogacía del estado y posición del fiscal ante la obligatoriedad del uso de mascarillas

Tanto la abogada del estado como el fiscal inciden en la falta de legitimidad activa que tiene la parte demandante pero en cuanto al fondo rechaza la vulneración de derechos fundamentales sin perjuicio de objetar que la obligación del uso de la mascarilla va acompañada de un determinado número de excepciones. Señala que la evidencia científica disponible con respecto de las características de la enfermedad COVID-19 ( Ministerio de Sanidad de España- CSIC. Informe sobre filtros de aire en diferentes sectores industriales y posibilidad de eliminación del virus SARSCOV2, 29 abril 2020) considera que la forma de transmisión del virus entre humanos ocurre por un determinado tipo de gotas que se emiten al toser, hablar y respirar por parte de una persona infectada, y que por su tamaño y peso están presentes en aerosoles a distancias cortas y medias y que tienden a depositarse sobre las superficies cercanas, por lo que las principales vías de transmisión del virus son la vía aérea y la vía de contacto.

Cualquier hilo argumental siguiente es de sobra conocido por todos nosotros, ya que no es más que una repetición de la narrativa oficial en la que vivimos, y que yo personalmente he asumido por criterio de autoridad, no porque sea capaz de verificar, ni de encontrar coherente las cosas que estamos viviendo.

Llevar mascarillas en España es obligatorio

El Tribunal Constitucional, en esta sentencia que he enlazado y que se puede estudiar sin mi sesgo, confirma la obligatoriedad del uso de mascarillas, tumbando cualquier argumento disidente en base a criterios médico científicos. Sobre el fondo del asunto, si el uso de mascarillas es una medida caprichosa o inútil o si cuenta con amparo racional, el Tribunal una vez sopesado el informe pericial de un médico crítico con la medida de las mascarillas, y los numerosos informes de expertos y centros oficiales, nacionales y extranjeros, termina la Sentencia concluyendo que:

A la vista de lo expuesto resulta patente que la intervención estatal en la libertad individual en el ámbito de la integridad personal física y moral mediante el uso de la mascarilla resulta proporcionada a los fines buscados: la protección de la salud de los ciudadanos considerados en su globalidad, así como una protección terapéutica no especialmente invasiva. Debe prevalecer el objetivo constitucional de protección de la salud de todos, art. 43 CE que comprende la integridad física y moral. Se reputa legitima la disposición ordenando el uso de mascarilla en razón de que, en el actual estado de conocimiento de propagación del virus Covid-19, es necesaria y proporcionada para alcanzar el fin de interés general de protección de la salud, al constituir una medida que puede contener la progresión de la pandemia. A ello no obsta el contenido del informe del Dr. Demetrio sobre posibles contraindicaciones de las mascarillas (falta de oxígeno, eritemas, rinitis, etc.) pues los hipotéticos riesgos siempre serán menores que el beneficio de la prevención obtenida

De la rigurosidad de la metodología de la comunidad científica de a pie, no dudo ni un ápice. Entre otras cosas, porque ellos mismos están debatiendo y revisando sus investigaciones de continúo. De lo que dudo es de las verdades absolutas que no dejan un hueco al pensamiento crítico. Debatir, cuestionar, investigar, buscar ¿no es símbolo de mejora? ¿De qué manera el sistema de incentivos en que vivimos (los retuits, los likes…) se ha convertido en un mecanismo para condicionar nuestro pensamiento?

La duda metódica es un método y principio para llegar a una base de conocimiento cierto, desde donde partir y cómo fundamentar otros conocimientos del mundo. René Descartes populariza este método en el siglo XVII.  Y un comité de expertos (anónimos) se lo cargó a principios del siglo XXI

Destacado

Obligaciones legales de los Community Manager

✅ Qué obligaciones legales tiene un community manager

¿Qué es un community manager? ¿Para que sirve? ¿Puede considerarse una nueva profesión?

Un community manager es un responsable de una comunidad en Internet, en línea o digital. Actúa como el auditor de la marca en los medios sociales. Ellos son los gestores de las comunidades virtuales y gestionan y evalúan continuamente las relaciones online de una empresa.

Definitivamente es una de las profesiones en auge, y generada a raíz de la explosión y uso las nuevas tecnologías. Pero esto no quiere decir, que sus contratos de trabajo, o sus relaciones laborales estén del todo normalizadas, generando multitud de conflictos, entre las empresas y los community manager.

Y es que las redes sociales se han convertido en una sencilla pero muy eficaz herramienta de trabajo para cualquier organización que debe ser absolutamente cuidada. Te recomiendo no dejar a cualquiera como responsable de tus cuentas en redes sociales, ni que tú como titular de las cuentas, te despreocupes de marcarle el terreno al gestor o gestores de la cuenta.

✅ A qué está obligado un community manager una vez que ha sido contratado

Pues bien, una vez que el empresario ha decidido contratar a community manager para que realice estas labores de gestión, control y auditoría en sus redes sociales de tener claro, cuál es el ámbito de actuación de este nuevo profesional

👉 Obligación de legalizar el sitio web de su empresa

En post anteriores, dedicamos expresamente una entrada para saber si mi página web de empresa es legal o no. Aun así es importante recordar que la persona encargada de administrar la presencia de una marca en internet debe comprobar que el sitio web corporativo cuente con un aviso legal y una política de privacidad que regule el marco de actuación de los usuarios en la web, definiendo la responsabilidad que corresponde a cada uno por su comportamiento en ella.

Dichos textos, que deben estar en un lugar fácilmente accesible, han de informar asimismo del uso que se dará a los datos de carácter personal de los usuarios que, en su caso, sean recabados en la web, así como de los derechos de propiedad intelectual e industrial sobre los contenidos ubicados en el portal. En el caso de que la empresa recopile datos personales se debe informara los afectados, sobre el uso que se les va a dar y velar por la seguridad de dichos datos.

Un tema muy importante en este sentido, es que como la información con la que trabaja el Community manager es de terceros, deberá firmar un contrato que especifique que dichos datos son tratados por ese trabajador. No obstante algunas redes sociales como Facebook y Twitter tienen sus propias condiciones de uso y su propia política de privacidad. Por lo tanto, los datos que se recopilen de dichas redes sociales pertenecerán a dicha red social.

👉 Uso de imágenes y vídeos en las redes sociales por un community manager

El community manager además debe cerciorarse de que los contenidos publicados tanto en redes sociales como en su propia web sean originales; sin que sea admitido en ningún caso el plagio, aunque sí la inspiración. ( Maravilloso debate jurídico…)

Aunque además de los contenidos propios, se pueden utilizar contenidos publicados previamente por terceros cuando las licencias asignadas a dichos contenidos así lo permitan. El caso más común es el de las licencias Creative Commons o similares, que permiten la reutilización de contenidos citando la fuente.

Pero es necesario saber que un Community manager puede tener problemas legales si reproduce contenidos de otros sin su consentimiento; y aunque cite a la fuente. Ya que la cita como tal, está únicamente tolerada cuando el uso que de ella es para fines docentes o de investigación.

Si el community va a usar fotografías o vídeos que no son propios deberá comprobar que su autor cede los derechos de uso de dicho archivo. Si el autor no manifiesta nada sobre su obra se considera que todos los derechos están reservados.

A pesar de que la titularidad de la obra siempre pertenece al autor de las mismas, al aceptar las condiciones de uso de las redes sociales y publicar dicha obra, se está otorgando una licencia de uso a esa red social. Debido a esto, se podrán publicar o compartir las imágenes de los usuarios que se hayan subido a dicha red social, pero no a otras. Sin embargo, lo conveniente es pedir permiso a los usuarios antes de emplearla.

Para aquellas fotografías o vídeos que sean realizados en actos públicos o lugares abiertos y aparezcan personas que no sean objetivo de dicha fotografía o vídeo, no será necesario contar con su consentimiento.

Por último, en caso de que existan dudas sobre los derechos del autor la mejor opción es citar siempre la fuente de dónde hemos obtenido la imagen o vídeo. En cualquier caso, la responsabilidad final será de la empresa que ha contratado a este community manager, y será su imagen la que se verá perjudicada, o la que deberá indemnizar al afectado

👉 Concursos y sorteos dentro de las tareas de community manager

También podéis encontrar una entrada completa sobre como hacer un concurso legal en Instagram aquí, publicada en este blog, pero os daré unas breves pinceladas adicionales

Recordad que se debe redactar las bases del concurso o sorteo de forma específica. Se debe informar sobre los requisitos que se deben cumplir para la participación, las fechas de comienzo y finalización del concurso, valor del premio y el método que se empleará para determinar al ganador o ganadores de los premios.

👉 Responsabilidad legal del community manager por insultos delitos o faltas

En ningún caso se deberán compartir o publicar comentarios o contenidos que atenten contra el honor o la imagen de terceras personas ya sean individuos o empresas. Siempre que exista un conflicto entre los usuarios y la empresa, se tratarán a favor de la libertad de expresión e información siempre y cuando se cumpla que los contenidos o comentarios sean veraces, de interés general  y se usen términos y expresiones adecuadas.

Asimismo, el community manager tiene la obligación de proteger a la empresa que lo haya contratado de usurpaciones de identidad y demás daños corporativos.

Asimismo fomentará la escucha activa de las conversaciones de sus clientes, promocionando los comentarios y contenidos en Blogs y Webs, vigilando con sigilo los movimientos de la competencia a favor de su empresa.

Además, es la persona que diariamente gestiona la marca en Internet, creación de contenidos y análisis de las estadísticas entre algunas de sus funciones. También, analiza el resultado de las estrategias realizadas y las métricas, para comprobar si se cumplen los objetivos o es necesario realizar ajustes para mejorar las tareas que son necesarias para conseguir el posicionamiento eficaz en la web. 

👉 La responsabilidad civil del community manager que trabaja como autónomo

Y es que lo mas frecuente es que el community manager trabaje como autónomo. Esto le permite tener una cartera de varios clientes; y aunque sus obligaciones con su cliente están dentro de la esfera de lo descrito con anterioridad, en los casos que nuestro consultor vaya por libre, debe considerar la responsabilidad civil frente a los terceros que se vean afectados por sus acciones.

Se define a la responsabilidad civil como la obligación legal de resarcir como consecuencia de un incumplimiento contractual a clientes y terceros u a otros con los que no existía tal obligación contractual.

En el caso del Community Manager los podemos encuentran centrados en una serie de supuestos:

a) La responsabilidad Civil profesional del Community Manager como consecuencia de los daños y perjuicios causados a clientes y terceros. Algunos ejemplos serían;

a). El incumplimiento involuntario de normas reguladoras de publicidad.

b). La difamación, libelo, injuria, calumnia y menosprecio.

Por ello, un community manager que quiera gestionar sin riesgo la presencia de una marca o empresa en la red, debe conocer los límites legales de su actuación; ya que de lo contrario puede tener consecuencias jurídicas no deseables.

Conclusión final acerca de las obligaciones legales de un community manager

Como conclusión final sólo queda decir, que si bien la contratación por cuenta ajena de un community manager puede resultar muy provechosa, siempre que tengamos claro qué podemos pedir de este profesional y qué no. Por supuesto contamos con sus servicios en exclusiva, ya que de otra manera podría generar un conflicto de intereses.

Por otra parte, el contar con un community manager en régimen de autónomo, también ofrece muchas ventajas; y es necesario destacar que la responsabilidad legal de sus acciones siempre estará en su persona; aunque la imagen de nuestra empresa siempre puede verse afectada.

En definitiva que los community manager aunque en principio nos hayan parecido de poca importancia, no es un tema baladí. Si eres empresario, estás interesado en tener una buena relación virtual con tus clientes, no lo dudes y busca un profesional serio, qué sepa de su trabajo. Y sí, también en redes.