Trámites que has de conocer antes de empezar a emprender

El punto de partida de todo logro es el deseo.-

Napoleon Hill

Cómo comenzar un negocio de manera eficaz

Decidir emprender un negocio es algo ilusionante, por eso es necesario contar con una hoja de ruta sencilla que le facilite la tarea. Una de las primeras decisiones girará en torno a la figura jurídica de su empresa. Se puede constituir la sociedad realizando uno mismo todas las gestiones, o bien agilizar los trámites y decantarse por la compra de una sociedad ya creada, en esta empresa de venta de sociedades.

Tener claro lo que uno quiere, es el paso más importante hacia el desarrollo del negocio. Estudiar todo el mercado en el que se mueve el proyecto y analizar a la competencia muy directamente, es una tarea fundamental que deberá tener controlada para no lanzarse a lo loco al mundo empresarial, y creanme quita muchísimo tiempo. Eso sí en gran medida todo va a depender de la actividad a la que se dedique.

Como empiezo a montar mi negocio

Una vez que haya sido investigado todo el mercado del sector al que se quiera dedicar, y analizando los pros y contras, bien de manera propia, o a través de una empresa, es fundamental marcarse metas a corto plazo.

Otra tarea muy fundamental, y que también va a requerir de toda atención del empresario, es el diseño y creación del un plan de marketing para dar a conocer el negocio y para captar a clientes.

Todas aquellas actividades relacionadas con la creación de la marca, cada vez demandan mas acciones personales, por parte de los promotores del negocio.

Ventajas de decantarte por la compra de una sociedad ya constituida

Si hemos decidido agilizar el proceso, una manera de ahorrar mucho tiempo es adquirir una sociedad que ya fue creada; práctica absolutamente legal, y que evita al emprendedor muchas gestiones que se dilatan bastante en el tiempo;

Algunos de los trámites que podemos evitar si compramos una sociedad ya constituida son:

  • La certificación negativa que acredite la no existencia de otra sociedad con el mismo nombre.
  • El depósito de capital social que hay que desembolsar en una entidad bancaria,
  • La solicitud del NIF
  • La creación de la propia sociedad en sí un ante Notario,
  • La inscripción en el Registro Mercantil, entre otros trámites legales.

Es fundamental olvidarse de todas las gestiones complicadas y que, a veces, puede dilatarse meses. El hecho de recurrir a la compra de una forma jurídica ya constituida, y que me evite pasar por todas estas gestiones, creo que es una buena práctica.

Eso sí, no podemos olvidar que una sociedad ya constituida puede comportar ciertos riesgos, sino lo hacemos a través de una empresa profesional, que certifique que la figura jurídica que vamos a adquirir está al día con todas sus obligaciones legales.

Todo ello facilitará que toda la atención esté enfocada en la puesta en marcha del objeto de nuestra empresa en sí, y podamos centrarnos en el ámbito de nuestra actividad profesional mas pronto que tarde.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s