Referéndum catalán inconstitucional en España

Referéndum o consulta catalana y declaración de independecia 

Me he decidido a escribir sobre conceptos que jamás pensé que tenían que ser explicados en un país democrático. Fue después de oír en la radio unas declaraciones de Alfonso Guerra que me impactaron, un señor al que por cierto, siempre se había calificado como “de izquierdas radical” en mis infantes años 80, y en un innegable sentido de Estado, puso cordura en este trajín. Y es que no hace tanto, de este señor también se dijo que era el demonio con patas, (como del artículo 155 de la Constitución)… y fue castigado a un despacho escondido. Por lo visto no dejaba a su partido regenerarse. (Un saludo desde mi blog a Margarita, que es muy de regenerar y lo está dando todo estos días)

Nuestra Constitución del 78 es el marco que garantiza las libertades, derechos, obligaciones y ajusta la convivencia dentro de una estabilidad para todas las áreas de nuestra vida ciudadana. Eso no quiere decir que los que defendemos la aplicación del marco jurídico imperante, nos gusten todas las actuaciones del Gobierno actual (ni siquiera algunas), sólo quiere decir que somos ciudadanos demócratas, aceptamos los resultados de las últimas elecciones y por lo tanto, exigimos a nuestro Gobierno que restituya el funcionamiento normal de las instituciones españolas. Los debates identitarios y territoriales que tengan que venir, ya se abordarán.

Por qué la consulta catalana fue ilegal y hubo habido que actuar judicialmente

Reflexión intima : “Y por lo tanto estoy harta de que me intenten comer el coco, con el diálogo, la mediación, unos arzobispos (convocados por unos señores ateos, que total ya puestos por qué no unos monjes budistas con unos rabinos judíos y unos imanes?? ), también hay un señor de la ONU al que quieren llamar para que opine de cosas profundas y superficiales. Muy loco todo”.

Proceso electoral democrático y legal para Cataluña

Pues miren ustedes el National Democratic Institute que es un órgano muy solvente para todos los países demócratas, tiene unas publicaciones muy curiosas. Y total, meditando sobre todo eso me puse a investigar (buscar en Google) por sus archivos de buenas prácticas, para ver por cómo digerimos todo esto, y bueno, creo que me he hecho con un excedente de definiciones que se asemejan a frenopático institucional, que como esto siga así, no voy a parar de darles salida. Lean y comenten por favor.

Qué derechos tienen los ciudadanos en un proceso democrático de un país desarrollado

Tienen el derecho de participar en las elecciones y el derecho a saber si el proceso es válido y no está corrompido.

Esto se encuentra dentro de un derecho fundamental de información, qué es esencial en los procesos electorales, porque sin este derecho es imposible una participación verdadera para poder tomar decisiones electorales informadas.

Tenemos derecho al acceso a la información sobre los procesos electorales, que incluye los datos electorales en mano del Gobierno, como las medidas adoptadas por las instituciones públicas para garantizar la rendición de cuentas en el contexto electoral, y son fundamentales para crear y reforzar la confianza ciudadana en la integridad de las elecciones y, por consiguiente, del gobierno que resulta elegido”

Mis queridos lectores sobra cualquier explicación posterior ¿a qué si? Pero sigan leyendo que los del National Democratic Institute, son una cajita de sorpresas.

Para que las elecciones cuenten con todas las garantías, son necesarias medidas administrativas que aseguren la imparcialidad política de las instituciones estatales y de los empleados públicos y que la ley proteja a todos los ciudadanos por igual.”

Y este párrafo es que me enloquece; “si la población tiene dudas sobre si su participación en el proceso electoral puede resultar en violencia, intimidación,amenazas, pagos políticos u otras formas coercitivas, y a menos que crea que los votos se vayan a contar con exactitud y honradez, surgirán poderosos obstáculos en el camino de la participación y de la credibilidad del mandato electoral.

Que no caiga amigos porque aún hay mas enjundia:

Allí donde existen importantes problemas electorales y el sistema adolece de falta de transparencia, la confianza en el gobierno puede verse seriamente dañada. Teniendo en cuenta lo difícil que es recuperar este tipo de confianza pública, el daño puede afectar notablemente a la estabilidad del gobierno”.

Todo esto lo he encontrado yo solita, buscando en Google (¡hola mundo globalizado!), luego me he puesto a leer como cualquier homínida que aprobó sus estudios obligatorios sin grandes sobresaltos, y en un bonito ejercicio de copia y pega mas una redacción sencilla, he decidido compartir todo esto con ustedes.

Otra cosita, se supone que estos informes los hacemos nosotros, los de los países desarrollados, los demócratas y los hacemos para esa pobre gente que vive otras realidades; donde se oprime a la ciudadanía sin derechos electorales, sin una convivencia garantizada, ni libertad de expresión, ni pensamiento. Pobres personas que viven en países subdesarrollados. Casi nada.

Y usted ¿va a dejar que le sigan comiendo el coco con el proceso de coaching cuántico catalán que nos quieren colar?

Soy María Murciano, pertenezco al Colegio de Abogados de Sevilla mi nº es el 14.266 y tengo despacho propio junto con otros compañer@s  en la Avenida de Luis Montoto 88 7ºB Sevilla. Contáctame por teléfono 954092470 o  e-mail: abogadadigital@gmail.com estaré encantada de ayudarte con cualquier problema jurídico que tengas.

Destacado

Qué son los riders dentro del mundo laboral

➡️ Definición de riders dentro de las nuevas relaciones laborales

El mundo actual que vivimos lo protagonizan los cambios sociales. La explosión del uso de las nuevas tecnologías ha revolucionado la manera de relacionarnos con el ambiente. Hace unos años, cuando las personas querían pedir comida a domicilio, debían llamar al restaurante, asegurarse que servían comida a domicilio para poder pedir.

Una lista muy acotada de restaurantes eran los que ofrecían este servicio, pues debían de tener en plantilla a trabajadores que se encargaran de llevar los pedidos. Además, en el restaurante debían de estar pendientes de este servicio, contestando al teléfono, apuntando pedidos, ordenándolos, Y por supuesto, no hay duda, de que la relación entre el restaurante contrataba a este trabajador que se encargaba de los pedidos a domicilio, al igual que a los demás trabajadores del
local.
Sin embargo, con el surgimiento de las plataformas de economía colaborativa, transforman totalmente el servicio a domicilio, naciendo la figura del rider. Podemos definir al rider como al repartidor que ofrece sus servicios a la plataforma colaborativa, repartiendo los pedidos que esta le encomienda, de un tercer sujeto, los restaurantes.

Supongo que todos tenemos en mente la bicicleta de Glovo, con nuestro pedido a cuestas, llegando a la situación de hoy en día, en la cual la mayoría de los locales se ofertan por estas plataformas. Esto supone un incremento del número de riders, pudiéndose hablar ya de unas notas características de los mismos.

➡️ Requisitos y características para trabajar de rider

Los requisitos que se necesitan para ser un rider son;

  • Tener un vehículo propio, que en la práctica normalmente es una motocicleta o una bicicleta.
  • Además de un teléfono móvil que tenga conexión a internet
  • y que el repartidor/a esté dado de alta como autónomo.

Será necesario que el futuro rider realice una entrevista (que suele ser en grupo) con la empresa donde le explican el funcionamiento y la dinámica que ha de seguir. Por último, en un día o dos, lo que tarde el futuro repartidor en darse de alta como autónomo, ya puede empezar a trabajar.


Sólo reciben por parte de la empresa una caja para poder repartir y un soporte para el teléfono móvil. El vehículo es aportado por el repartidor. Este material proporcionado está sujeto a una fianza, que oscila entre los 60 euros y 100. También les entregan a los repartidores un nombre de usuario de la plataforma para que puedan conectarse a la aplicación.

➡️ Condiciones laborales de los rider en España

La mayoría de los repartidores trabajan entre unas veinte y treinta horas a la semana, con una remuneración de entre ocho y diez euros, pudiendo llegar a quince euros, si la demanda y el número de pedidos es alto. La técnica para asignar los pedidos es muy parecida a la del sector del taxi. El rider no está obligado a tener disponibilidad un tiempo mínimo, él se muestra activo en la app con su usuario cuando empieza su jornada y está listo para recibir pedidos. Este repartidor desconectarse de la aplicación cuando deje de estarlo y quiera acabar su jornada. Como es lógico, cuanto mayor número de horas trabajadas, mayor será la remuneración.

La dinámica y la precariedad de este tipo situaciones laborales se ve muy bien en la película “Sorry We Missed You”, que como todas las de Ken Loach, recomiendo encarecidamente. El abuso que se da en este tipo de situaciones se observa en la sentencia 213/2018 del Juzgado de lo Social número 11 de Barcelona, donde se juzga la situación de la empres Take Eat Easy, donde el juzgado falló a favor de los repartidores que, tras el cierre de la empresa, cuando solicitaron una indemnización por despido.

Y es que el ponente de la sentencia aclara que: “hay que entender el trabajo bajo el poder de dirección y
disciplinario de otra persona. Trabajar dentro del círculo orgánico, rector y disciplinario de un empleador o empresario que “como indicios o manifestaciones de la dependencia se considera el hecho de trabajar en locales del empleador, el sometimiento a una jornada, y horarios regulares, la sujeción estricta a órdenes e instrucciones del empleador, así como a su control y vigilancia, etc.”

Por tanto, podemos decir que los riders tienen las características del trabajador por cuenta ajena del artículo 1 del Estatuto de los Trabajadores. Realizan el trabajo de forma personal y voluntaria ejecuta su trabajo de forma directa,nincluso pudiendo los clientes realizar una valoración posterior a la prestación que le ha dado
el repartidor. Por tanto, podemos hablar del carácter personalísimo de los riders de estas compañías. Además debe presentarse a entrevistas realizadas por la empresa en las que le enseñan y fomentan el funcionamiento de la empresa, donde la compañía decide si lo contratan o no.

Falsos autónomos y precariedad laboral para los repartidores de comida a domicilio

Desde mi personalísimo punto de vista creo que estamos ante una situación de precariedad laboral sin precedentes. Observo la tan extendida figura del falso autónomo, que yo misma padecí en mis años jóvenes, ansiosa por tener experiencia laboral. Desconozco en papel de los sindicatos a la hora de defender a estos nuevos trabajadores de las plataformas de economía colaborativas, pero si alguno de ellos me lee (cosa que dudo) espero que no flaqueen ni un poco a la hora de defender sus derechos (así de entrada se me ocurre a cobrar vacaciones, si se rompen un pie pedaleando tener su accidente laboral y baja pagada, su finiquito y paro). No sé cuando dejé de vivir en un pseudo Estado de Bienestar y me desperté en mitad de la Edad Media. Pero no pienso quedarme quieta, aviso a navegantes…