Trumbo y la lista negra de cualquier sitio

Trumbo y la lista negra

Acabo de terminar de ver esta película, Trumbo y la lista negra. Estaba medio dormida en el Iplus, y la he visto justo en su momento. Vivo en Sevilla, donde todavía estamos un poco desorientados con las elecciones andaluzas. Aunque teniendo en cuenta que vivimos en un aldea global, donde todo el mundo tiene la sensibilidad a flor de piel, no está la cosa tan desesperada.

Dalton Trumbo y la lista negra de Hollywood

Pues verán ustedes, entrando en materia… Dalton Trumbo fue el guionista mejor pagado de Hollywood. El hombre era un prodigio juntando letras. En Estados Unidos, allá por los años 40, muchas personas se afiliaron al partido comunista. Y es que Rusia fue aliada en la Segunda Guerra Mundial de USA, y todavía quedaba lejos la dichosa “Guerra Fría”. También hemos de recordar que los años 30 fueron muy difíciles de sobrellevar para los que tuvieron que lidiar con el contexto.

Dalton Trumbo, como cualquier otro mortal de su época, se afilió al partido político que le dió la gana. Hasta ahí todo normal. Luchó por la igualdad de las clases, sin dejar de ser patriota en ningún momento. Pero por razones azarosas, se tropezó con los salvapatrias de moda. Y empezó la caza de brujas, de la Comisión de Actividades Antiamericanas. Todo esto es un resumen mío lleno de licencias literarias, que les invitó a cotejar con la wikipedia, o con lo que quieran.

La historia en sí es espeluznante. La película es muy entretenida. Van a ver con distintos ojos a John Wayne y a Kirk Douglas. No les digo más porque merece mucho la pena pasar la tarde con el Hollywood dorado.

Cazas de brujas y listas negras

Trumbo era un tipo genial. Sensato, inteligente y tenaz en su libertad de expresión. Como cualquier americano censado, tenía el derecho a pensar lo que le diera la gana. Y después de ver la película, espero que todos nosotros podamos vivir sin tener que escondernos por pensar cómo queramos. Acertada o equivocadamente. Y esto me lleva a mi contexto actual.

Las elecciones andaluzas han sido una catarsis. Desde mi personalisimo punto de vista, democráticamente necesaria. Y es que democracia es el acto de consensuar posturas con alguien con el que sé de antemano, que estoy en total desacuerdo. Porque si estuviéramos de acuerdo, no existirían diferentes opciones políticas.

Los políticos que han sido elegidos democráticamente deben ir a negociar con eso grabado a fuego. Todos han sido elegidos en las urnas, todos están en desacuerdo, y todos tienen que entenderse. Y deben saber, que tendrán que renunciar a posturas en aras de un bien común. Porque el interés del colectivo siempre es superior que el interés individual cuando hablamos de la cosa pública.

Y yo les diría que en la esfera privada casi que también. Básicamente como todos, que en nuestros puestos de trabajo nos pasamos la vida conciliando posturas, con seres extraños, con visiones distintas del mismo tema, y con los que tenemos que entendernos. Incluido el jefe.

Trumbo y la lista negra
lista negra

Libertad de expresión como un derecho garantizado

Me horroriza pensar que igual entramos en esos momentos de la historia de cierto oscurantismo. Dominado por un pensamiento único, lleno de victimismo, amenaza y traición. Donde nos vayamos a mirar unos a otros con recelo, simplemente porque desconfiemos de su posible opción política.

Macron dice que estamos en una etapa de la historia llena de similitudes a los años 30. Y este retorno a los años 30 parece una cantinela que no para de cesar entre periodistas e historiadores. Los años 30 fueron los de la crisis del 29, las destrucciones de las democracias, el ascenso de Hitler al poder. En fín un panorama encantador.

Algo podremos hacer desde nuestra pequeña parcela de vida. Yo empezaría por no meter en listas negras a nuestros vecinos y compañeros de trabajo. No lo haría por ningún motivo, pero me resulta repugnante hacerlo porque su manera de pensar es diferente de la mía.

Que triste sería mi mundo y que pequeña mi parcela, sin contrastar lo que pienso. No sé si lo saben, pero lo maravilloso de tener una opinión, es que siempre pueden cambiarla, incluso continuamente. Puede llegar a ser muy constructivo y esclarecedor. Hay que gente que lo llama pensamiento crítico. Qué cosas. Lo contrario a esta opción, creo que se llama dogmatismo, o directamente lavado de coco. He oído que esto pasa en Cataluña, y en los testigos de Jehová, pero no me hagan mucho caso… En fín que… hasta luego Maricarmen!!!

Soy María Murciano Calderón.  Pertenezco al Colegio de Abogados de Sevilla.

Mi nº es el 14.266 y tengo despacho propio junto con otros compañer@s  en la Avenida de Luis Montoto 88 7ºB Sevilla. Contáctame por teléfono 954092470 o  e-mail: abogadadigital@gmail.com estamos dispuestos para resolver cualquier problema jurídico que tengas.

 

 

Recurso de alzada

Recurso de alzada a la Administración en España

▷  Recurso de alzada a la Administración para qué sirve

Qué es un recurso de alzada. Cómo se hace y para qué sirve.

Hace tiempo que no actualizaba la web. Sean todos bienvenidos de nuevo. Y es que mi día a día se pasa entre montones de papeles de la empresa que me tiene contratada. Uno de los grandes lotes a los que me enfrento son a los recursos de alzada.

En este sentido, hace días disfruté muchísimo de la lectura del artículo de JR Chaves, sobre el recurso de alzada. Yo normalmente no escribo sobre derecho administrativo. Pero es parte de mi día a día desde hace años. Y este artículo es lo mas ajustado a las tripas sobre los recursos de alzada, que yo puedo ofrecer.

Así que en otro tono e intentando acercarme a todas las pupilas que me siguen, voy a explicar brevemente, qué es y para qué sirve un recurso de alzada.

▷  Qué es un recurso de alzada y cómo lo utilizo

El recurso de alzada es un documento que presenta el ciudadano ante la Administración. Pide que se revise un acto administrativo que la persona entiende que le perjudica. Este recurso se presenta ante un órgano jerárquicamente superior y se le “pide” que revise el acto que se considera lesivo.

▷  Que actos se pueden pedir a la Administración Pública para que revise

Los actos que se pueden revisar con un recurso de alzada, son los que producen indefensión o impiden continuar con el procedimiento y que no agotan la vía administrativa. Es decir los actos de trámite. Ante ellos se puede interponer un recurso de alzada para que se revise el procedimiento en sí.

Voy a poner un ejemplo muy sencillo con Ley de Dependencia en Andalucía. Si yo pongo un recurso de alzada porque no me dan una plaza residencial donde quiero, sólo puedo pedir que revisen ese procedimiento. No puedo pedir en ese recurso de alzada, además que la Consejería competente, me actualice la pensión no contributiva. El recurso de alzada pide que se revise el procedimiento que considera que ha vulnerado sus derechos.

▷  Modelo y tiempo para interponer un recurso de alzada

Este apartado es fundamental conocerlo. No es necesario ningún modelo para interponer un recurso de alzada. No está sujeto a forma alguna. Leo todos los días recursos de alzada escritos en hojas de cuadernos, folios sueltos, o escuetos modelos que facilitan Ayuntamientos pequeños. Todos están correctamente escritos y fundamentados, con un formato diferente. Tampoco necesita de asistencia letrada. No tiene que hacerlo un abogado. Usted mismo puede redactar su recurso de alzada.

En cuanto al plazo para poner un recurso de alzada es de un mes si el acto es expreso. Es decir; si tengo una resolución firmada que desestima mi pretensión o la inadmite.

Si lo que tengo es un acto presunto; en cualquier momento: A partir del día siguiente a aquel en que, de acuerdo con su normativa específica, se produzcan los efectos del silencio administrativo.

▷  Que plazo tiene la Administración para resolver

Los plazos de la Administración para resolver los recursos de alzada son bastante amplios. Es un recurso reposado, que se toma las cosas con calma. Y creánme, la mayoría de las veces no llegamos a tiempo los técnicos con tanta documentación que manejamos.

El plazo para dictar y notificar la resolución será de tres meses. Si transcurren esos tres meses sin resolución, se podrá entender desestimado. Salvo en el supuesto previsto en el artículo 24.1, que se entenderá estimatorio.

Recurso de alzada
Recurso de alzada

▷  Donde tengo que presentar un recurso de alzada

La realidad y con la ley en la mano, en cualquier órgano de la Administración Pública. El recurso de alzada se podrá presentar en cualquiera de los registros de la Administración General del Estado, de las Comunidades Autónomas o de las Entidades Locales firmantes del Convenio de Ventanilla Única o por correo administrativo.

Pero en la práctica, el recurso de alzada no tendrán fecha de entrada, ni se podrá empezar a contar plazos, hasta que no llegué al registro del órgano que dictó el acto que se impugna. Lo luego tendrá que ser derivado ante el órgano competente para resolverlo.

En fín, que esto es un follón. Porque la ciudadanía cree que sólo con presentar su recurso en cualquier órgano de la Administración, ya es suficiente. Pues no. Nos encontramos con un laberinto de folios que van y vienen, acompañados de oficios y fechas de registro de entrada y salida, muy curiosas. Bienvenidos al procedimiento administrativo de batalla, amigos.

▷  Qué hago si la resolución de mi recurso de alzada es desestimatoria

Pues está claro; tienes usted varias opciones:

A).- Acudir a los Tribunales si quiere seguir luchando por sus pretensiones. No sé si serán o no ajustadas a Derecho…

B).- Resignarse y coger un buen berrinche contra la Administración Pública. En estos casos siempre podrá acudir a un bar cercano y dialogar con el auténtico peligro de todos los abogados, colegiados, y disciplinados: “El abogado de la barra de bar“… Suele empezar las frase con; yo tengo un cuñado; mi amigo que tiene un despacho y eso te lo gana seguro… En fín, muy riguroso todo.

Recurso extraordinario de revisión en caso de desestimar mi recurso de alzada

C).- Presentar un recurso extraordinario de revisión por alguno de los motivos expuestos en la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas:

  • Que al dictarlos se hubiera incurrido en error de hecho, que resulte de los propios documentos incorporados al expediente. En este caso se hace referencia a un error material. Los errores jurídicos sólo es posible alegarlo si estamos hablando de errores muy gordos, como sería la aplicación de normas inexistentes o que no están en vigor.
  • Si aparecen documentos de valor esencial para la resolución del asunto que, aunque sean posteriores, evidencien el error de la resolución recurrida.
  • Que en la resolución hayan influido esencialmente documentos o testimonios declarados falsos por sentencia judicial firme, anterior o posterior a aquella resolución.
  • Que la resolución se hubiese dictado como consecuencia de prevaricación, cohecho, violencia, maquinación fraudulenta u otra conducta punible y se haya declarado así en virtud de sentencia judicial firme.

Soy María Murciano Calderón Pertenezco al Colegio de Abogados de Sevilla.

Mi nº es el 14.266 y tengo despacho propio junto con otros compañer@s  en la Avenida de Luis Montoto 88 7ºB Sevilla. Contáctame por teléfono 954092470 o  e-mail: abogadadigital@gmail.com estamos dispuestos para resolver cualquier problema jurídico que tengas.