Whistleblowers o informantes protección jurídica caso Edward Snowden

Quién es Edward Snowden qué son los whistleblowers y donde está Edward Snowden en la actualidad

La definición de Whistleblowers es informantes, personas fundamentales para el buen funcionamiento de la democracia en el undo. Veremos el caso especial de Edward Snowden ¿Qué protección jurñidica ha tenido? ¿Dónde está en la actualidad?

Hace semanas les recomendé encarecidamente ver el documental Citizenfour, sobre la vida de Edward Snowden, a mí me pareció fascinante. Hasta que no lo ví, no llegue a comprender, la lucha de poderes tan intensa que existe hoy día, tan sibilina y opaca, que vivimos dormidos y ajenos, consumiendo cuanta basura nos cuasi regalan, para que las élites de poder puedan seguir moldeando a nuestras espaldas un universo en movimiento que cada vez es, mas complejo y cruel.

En la actualidad Edward Snowden se encuentra en Rusia con su novia, llevando una vida muy austera y sencilla, pero no se sabe durante cuanto tiempo será su estancia legal en ese país.

Edward Snowden y porqué hay que ver su documental Citizenfour

El documental Citizenfour está avalado y producido por el periódico The Guardian, y es el propio Edward Snowden, quien va contando qué está pasando en el mundo de hoy. Puedes ver los nervios controlados de su protagonista, y la responsabilidad y sorpresa de los periodistas que lo asisten.

La brillante inteligencia de este joven, que intentó ser espía en una inocente juventud, lo hace esconderse en Hong Kong para grabarse, cuenta también con la astucia de un abogado para sacarlo de China y con la ayuda de los activistas de Wikileaks, para engañar a el FBI y a los periodistas del mundo entero,  que pensaban que Snowden partía a Cuba cuando terminó en Rusia. En fín, para mí son la ciber-resistencia del S.XXI y pura delicia, para el alma de cualquier jurista.

Snowden la película de Oliver Stone que vuelve a relatar la historia

Pues sí, no contenta con zamparme el documental, decidí seguir investigando y me ví la pelicula “Snowden” de Oliver Stone, que aunque es larguita, (como todo lo que hace Oliver Stone) no se hace nada pesada, estás en vilo los mas de 120 minutos, y ves cómo Snowden brillante, precoz, republicano, patriota, queda absolutamente decepcionado con su Gobierno y con las élites de su país.

Snowden, exconsultor informático de la Agencia Nacional de Seguridad norteamericana (NSA), ingeniero informático, formado en inteligencia y en contra espionaje por la propia CIA, reveló que la NSA, bajo encargo del Gobierno de los Estados Unidos, realiza(ba?) un espionaje masivo a los ciudadanos y huyó de Estados Unidos precisamente para evitar una condena como la de otros whistleblowers, o informantes.

Se me viene a la memoria a Chelsea Manning , la chica soldado norteamericana, que filtró miles de documentos a Wikileaks sobre la guerra de Irak aterrorizada por tanta monstruosidad como había descubierto, y que fue condenada por la ley de espionaje estadounidense, a 25 años de cárcel. Este año pasado fue perdonada por Obama el día antes de dejar su cargo como Presidente de Estados Unidos, (el sabrá porqué y que oscuros secretos se lleva a su retiro dorado).

Whistleblowers o informantes protección jurídica caso Edward Snowden

Whistleblowers o informantes protección jurídica caso Edward Snowden

Qué es un whistleblower y qué protección jurídica tienen estos informantes en la actualidad

Pues ni más ni menos, un whistleblower es lo que se conoce como “informante” o “denunciante” y posee la información, porque está dentro de una organización, por tanto conoce al dedillo lo que está denunciando y cuáles son los cauces internos. A lo largo de la historia el papel de los informantes o denunciates (whistleblower) ha sido crucial en la defensa y avance de los derechos de los ciudadanos de cualquier país.

En la actualidad, los whistleblower son testigos directos del abuso de poder (ya sean contables de bancos, funcionarios de la Administración, soldados, obreros…) sea cual sea su función, son los ojos privilegiados, que saben que está pasando en cada sitio y en cada momento. Por poner palabras a estos “demonios” que quieren ser ocultados me refiero a mala administración, corrupción, impunidad, violaciones de Derechos Humanos y otras atrocidades.

Es mas que evidente para cualquier homínido con un leve sentido común, que este tipo de personas valientes informantes o denunciates (whistleblower), deben estar protegidas por el ordenamiento jurídico de cualquier país avanzado. Es básico para poder vivir en un mundo cada vez más justo y comprometido. Debemos proteger a los testigos directos de las acciones que perjudican el interés público, y ayudarlos a compartir su información con autoridades y público general. Me resulta muy gracioso que creamos ser una “civilización avanzada” sin este tipo de premisas fundamentales.

Y no es una visión “juridica” del asunto, ni deformación profesional, es el anhelo de avance, justicia y progreso que me empuja a gritar que todas estas personas han tenido las narices y el coraje de sacar a la luz los atropellos y convulsiones que dominan al mundo. Están soportado condenas, exilios, clandestinidad, terror y la pérdida de su normalidad, han perdido la libertad individual por el bien de un colectivo gigante; conocido como Humanidad.

Por qué no están protegidos jurídicamente los  whistleblower informadores denunciantes o espías digitales  y qué ocurre a día de hoy

En el mundo que nos movemos en la actualidad, los ciudadanos corrientes, cada vez tenemos más conciencia sobre los oscuros y opresivos poderes políticos, económicos y financieros que impactan nuestras vidas diarias. Muchas de estas revelaciones han sido gracias a los whistleblower, informantes o denunciantes. Se les ha acusado de espías, chivatos, (su traducción literal del inglés), traidores, sobornados por el enemigo, y muchas mas atrocidades.

Ellos se lo han jugando todo por defender nuestros derechos, en el caso de Snowden, el más básico, el derecho a expresarnos libremente en nuestros hogares, nuestra intimidad, nuestra privacidad, eso tan básico que damos por hecho, está expuesto casi a diario, y no sé ustedes, pero yo no me comporto igual cuando sé que alguien me vigila. Y eso que tengo una vida sencilla cual amapola del campo.

El derecho a la intimidad es el punto de partida entre la cordura y la locura, el acoso no es otra cosa más que la falta de privacidad, el que te invandan tu esfera íntima, el sentirse presionada y vigilada constamente por la crudeza de un ojo ajeno, y al que tu no has autorizado a participar en ningún trocito de tu yo más íntimo y personal.

Si algo tan elemental es denunciado, y al señor que lo denuncia le hacen la vida imposible, figúrense ustedes si la corrupción, la mala administración, los desvíos de fondos y cosas mas dificiles de demostrar, no necesitan de medios seguros para compartir la documentación sensible con periodistas y autoridades. Estos  whistleblower, informantes o denunciantes de cualquier parte del mundo, necesitan abogados para escudarlos ante las represalias y amenazas que les esperan.

Intimidad privacidad y libertad de expresión en la sociedad de la información

¿Podemos decir que disfrutamos de la libertad de expresión si cuando un ciudadano honrado ve lo, que no se espera, cuál espía digital recibe fuertes represalias? Yo después de empaparme Snowden y Citizenfour les digo que no nos vigilan para protegernos, ni por seguridad, nos vigilan para controlarnos, porque todo poder lleva parejo un abuso desde que el mundo es mundo.

Snowden nos ha dejado un legado muy importante, además de un ejemplo de valentía frente al miedo. Y nos recuerda, cada vez que puede, algunas cosas:

  • Siempre que utilices un dispositivo has perdido tu privacidad.
  • Con cualquier información que introduzcas en la red, olvídate de tener alguna expectativa de protección.
  • No uses Facebook porque todas las Agencias de Seguridad, registran, almacenan, y comparten los datos que introducen voluntariamente sus usuarios.
  • Aprende criptografía, pero aún así, debes saber que jamás estarás seguro.

Y yo que no soy Snowden (gracias a Dios, que angustia la vida de este hombre) les digo después de una larga reflexión, apaguen sus móviles, tapen las cámaras de sus ordenadores y disfruten de un anónimato seguro, porque no es paranoia.

Soy María Murciano, pertenezco al Colegio de Abogados de Sevilla mi nº es el 14.266 y tengo despacho propio junto con otros compañer@s  en la Avenida de Luis Montoto 88 7ºB Sevilla.

Anuncios

Join the conversation! 2 Comments

  1. […] les recomiendo pinchar aquí y saber más y mas sobre un espía digital y muy concienciado con todo lo que acontece en este […]

    Me gusta

    Responder
  2. […] Andaba yo estos días, a vueltas con en el devenir de los tiempos (de ahí lo de las criptomonedas, bitcoins y toda su legalidad) después ver el documental Citizenfour, que es asombroso, no sólo por lo que cuenta su protagonista, sino porque una vez lo has digerido, aterrizas de golpe con la fragilidad en la que estamos viviendo constantemente y de la que no somos conscientes. […]

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Categoría

Política

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,